Las altas temperaturas de los últimos días han provocado que los niveles de polen en la provincia de Jaén, según datos facilitados por el Complejo Hospitalario de Jaén, hayan alcanzado ya valores extremos. Los principales síntomas que suelen presentar las personas afectadas por esta alergia son: lagrimeo, mucosidad, cansancio y picor y enrojecimiento ocular.

El olivo es el principal cultivo de la provincia de Jaén y, en estos momentos, se encuentra en plena floración, lo que provoca que, unido al aumento de las temperaturas en las últimas semanas, los alérgicos empiecen a pasar sus primeras crisis durante estos días. Además, que el termómetro haya rondado los 30 grados centígrados durante esta semana no ha ayudado a mejorar la situación. Sin embargo, a partir de mañana se espera una bajada generalizada de las máximas, de hasta diez grados, que se prologarán durante gran parte de la próxima semana. Un descenso en las temperaturas que agradecerán, sobre todo, aquellos que estos días no se despegan de sus medicamentos, mascarillas y pañuelos.

Los valores registrados por el Complejo Hospitalario de Jaén sitúan en 2.552 granos por metro cúbico el polen del olivo, durante el día de ayer. Una cifra a la que se le ha otorgado el nivel extremo, aunque, y según datos oficiales, se encuentran muy alejados de los picos marcados durante años anteriores. El principal objetivo del centro hospitalario, a la hora de proporcionar este tipo de información, es que los pacientes puedan conocer a diario la situación y puedan tomar las medidas necesarias para tener un mayor control de su patología alérgica.