Un numeroso grupo de torrecampeños han acudido esta mañana al Centro de Servicios Sociales del municipio para conocer de primera mano cuales son los nuevos requisitos que pide la Junta de Andalucía para poder optar a una de las ayudas del “Plan Rehabilita”. Según señaló la alcaldesa, Paqui Medina, el principal escollo de esta nueva partida de subvenciones es la incorporación de la concurrencia competitiva.

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Fomento, ha anunciado que destinará un total de 2,82 millones de euros para la rehabilitación de viviendas y edificios en la provincia de Jaén dentro del “Plan Rehabilita”. De dicho montante, 1.866.900,42 euros se destinarán a la rehabilitación de viviendas, mientras que 961.295,2 euros para los edificios. “Es una cantidad más baja de la que se presupuestó en años anteriores”, matizó la alcaldesa de Torredelcampo.

Con estas subvenciones lo que se pretende es ayudar a la conservación y mantenimiento de las viviendas, pero también a la accesibilidad y eficiencia energética. Por este motivo, eran muchos los torrecampeños que se habían inscrito previamente en el Consistorio local para, una vez publicada la oferta, conocer de primera mano si podían acogerse a las mimas. Sin embargo, y según manifestó la alcaldesa durante su intervención, en esta nueva convocatoria han cambiado varios aspectos con respecto a años anteriores. En concreto, y según Medina, “el principal escollo que nos encontramos es que antes con estas ayudas se destinaba cierto dinero, de forma concreta, a cada uno de los municipios y ahora no es así”.

Ahora la partida presupuestaria se destina de forma general a la provincia, sin concretar nada más, y, además, se ha optado por la concurrencia competitiva, lo que implica que muchos de los solicitantes puedan quedarse sin ayuda a pesar de reunir los requisitos, ya que se otorgará según el orden de llegada. Además, en esta nueva convocatoria también se pide a aquellos usuarios interesados en solicitar alguna subvención presentar de forma previa un proyecto visado de la obra que pretenden ejecutar. “Con el correspondiente coste económico que ello supone y sin saber si después te darán o no la ayuda”, destacó Medina.

Las bases reguladoras recogen hasta 8.000 euros en ayudas por vivienda, siempre que se cumplan una serie de requisitos, como: que las viviendas sean domicilio habitual, que sean edificios construidos antes de 1996, que cuenten con el acuerdo de la comunidad de propietarios o que los ingresos de la unidad de convivencia residente sean inferiores a 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). “Lo que se busca con estas ayudas es dar facilidades a aquellas personas que no tienen los recursos económicos necesarios para poder acometer unas obras que son importantes para ellos”, explicó la alcaldesa.

Todos aquellos vecinos que estén interesados en presentar su solicitud deberán tramitarla a través del Ayuntamiento.