A pesar de lo que muchos puedan pensar, el mayor volumen de ventas en “Juguetes Canago” se produce entre abril y septiembre. Un período en el que arrancar las ferias y fiestas en toda España y con el que se inician, a la vez, las peticiones y compras de los feriantes. Un sector, este último, que ha decaído con el paso de los años y que según Cándido López: “El volumen que había hace 15 años no es el mismo que hay hoy en día”.

Todo el mundo conoce a “Juguetes Canago” por las compras navideñas, sobre todo por los regalos infantiles. Sin embargo, este negocio torrecampeño no vive solamente de esa época del año, ya que su mayor facturación se produce con la llegada de la primavera y, sobre todo, el verano. “En esta época del año vendo más juguetes que en temporada de navidad”, señala Cándido López Godino, gerente de la empresa.

“Juguetes Canago” arrancó su actividad en el municipio con dos claros objetivos, satisfacer la demanda de los feriantes y de los vecinos y vecinas de Torredelcampo. No obstante, durante todo este tiempo la empresa no ha parado de crecer y hoy en día sus productos llegan a distintos puntos de la geografía española. El 80% de los juguetes que ofrece Cándido López llegan desde china, sea cual sea la campaña y temporada. Sin embargo, aquellos que se adquieren en el verano en los puestos de los feriantes “son más económicos y de una menor calidad”, explica.

Los feriantes siempre han sido una seña de identidad de cada una de las fiestas patronales, regionales, locales o nacionales. No obstante, Cándido López asegura que en los últimos años se nota la decadencia en el sector, sobre todo en aquellos que optaban por la venta ambulante de juguetería. “Ahora apuestan más por ofrecer alimentación”, matiza.