Vicente Llinares presentó, el pasado sábado, su primera novela. Una obra donde plasma la historia personal de su familia y cuya recaudación se destinará de forma íntegra a Cáritas y una ONG de Filipinas. Un reloj, una firma y la guerra de Filipinas son las tres patas en la que se sustenta la historia.

“Un reloj en la hora de la historia. Filipinas 1896-1900” surge por la curiosidad de una familia de conocer la historia que se esconde detrás de una firma. Todo arranca en la casa de la abuela de Vicente Llinares, podólogo de profesión. Él acudía todos los veranos a Alicante para disfrutar de su familia en vacaciones y su abuela siempre le contaba la misma historia sobre un reloj que ella tenía en la cabecera de la cama. El objeto fue un regaló de un militar durante la guerra de Filipinas y, además, estaba firmado.

Sin embargo, y debido a que el padre de Vicente nunca llegó a conocer al suyo porque falleció cuando él tenía solo un año, un día, y tras recibir el reloj en herencia, decidió averiguar quién era la persona que se escondía detrás de esa firma. Primero fue su padre y después, debido a su enfermedad, fue el propio Vicente quién se encargó de investigar todo lo relacionado con esta historia. En total estuvo cinco años indagando todo sobre el reloj, la firma, el militar y su abuelo; y dos más para plasmar todo lo que había conocido en “Un reloj en la hora de la historia. Filipinas 1896-1900”.

“El que lea el libro que no espere historias de amor. Simplemente es una historia real de mi familia”, cuenta Vicente Llinares. La novela es una apuesta personal del podólogo, subvencionada por el mismo y de edición limitada. Por ello, ha decidido que todo lo que recaude lo donará a dos causas: Cáritas Parroquial de Torredelcampo y una ONG de Manila, Filipinas.