La Guardia Civil advertía esta mañana a los torrecampeño de la obligatoriedad de usar mascarilla en la vía publica. Algunas personas transitaban por las calles del municipio sin hacer uso de este importante elemento de protección para evitar el contagio y la propagación del coronavirus.

La mascarilla será parte de la indumentaria cotidiana en España al menos mientras dure el Estado de Alarma. Desde hoy, jueves 21 de mayo, su uso se ha tornado obligatorio en todos los espacios públicos en los que no pueda garantizarse una distancia mínima de seguridad de dos metros. Esta normativa se une a anteriores disposiciones. Por ejemplo, la que regulaba su uso en los transportes públicos.

Guía de uso de mascarillas obligatorias: Todas las preguntas y respuestas

Esta generalización del uso de las mascarillas, primera línea de defensa personal contra el coronavirus, plantea también una serie de dudas sobre cuándo y cómo deben usarse: situaciones concretas, obligaciones, exenciones… desde aquí trataremos de darles respuesta.

¿Cuándo y dónde es obligatorio el uso de mascarillas?

Deben llevarse tanto en espacios cerrados como en los abiertos en los que no se pueda garantizar la distancia mínima de seguridad entre personas de dos metros.

¿Quién debe llevar mascarilla?

El uso de mascarilla será obligatorio para todas las personas a partir los de 6 años.

¿Quién puede no llevar mascarilla?

Para los niños entre tres y cinco años, el uso de mascarilla no es obligatorio, pero sí recomendable.

Las personas que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por la mascarilla.

Las personas en las que el uso de mascarilla esté contraindicado por motivos de salud debidamente justificados

Las que por discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su uso

Las que desarrollen actividades para las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible su uso

Por fuerza mayor o situación de necesidad.

¿Por qué llevar mascarilla?

Las mascarillas deben llevarse por la alta transmisibilidad del coronavirus y la capacidad que han demostrado estas bloquear la emisión de gotas portadoras del virus, su principal vía de transmision.

¿Hay que llevar mascarilla en el coche?

Debe llevarse si el vehículo está ocupado por personas que no conviven en la misma vivienda. En ese caso, todos los pasajeros deberán llevar mascarilla. No es obligatorio por lo tanto si los ocupantes conviven en el mismo domicilio. En el primer caso sólo pueden viajar dos personas por fila de asientos. En el segundo se pueden ocupar todas las plazas.

¿Debe usarse la mascarilla cuando se hace deporte?

No es obligatorio el uso de la mascarilla cuando se hace deporte. Se engloba en el apartado de actividades incompatibles con su uso, porque multiplica la exigencia del entrenamiento debido a que el deportista respiraría un exceso de dióxido de carbono.

¿Hasta cuándo será obligatorio el uso de mascarilla?

Como mínimo, las mascarillas deberán usarse mientras dure el Estado de Alarma.

¿Qué multas y sanciones pueden ponerse por no llevar mascarilla?

No hay un listado concreto de sanciones. Se aplicarán las correspondientes a quienes infrinjan las normas que rigen durante el Estado de Alarma: de 100 a los 600 euros, pudiendo llegar las graves a los 30.000 y las muy graves a 600.000. En este caso probablemente se valorará la respuesta del ciudadano a los requerimientos.

¿Qué tipos de mascarillas hay y para qué deben usarse?

Hay dos tipos fundamentales: Las mascarillas quirúrgicas y las de alta eficacia. La diferencia entre ambos productos es la filtración y la dirección del flujo de aire.

Las mascarillas quirúrgicas son las que podríamos llamar de uso común, y las que debemos usar para evitar la propagación de la pandemia en situaciones en las que tengamos contacto con otras personas. No filtra el aire inhalado.

Las mascarillas de alta eficacia FFP2 y FFP3 son las indicadas para todos los que estén en contacto con personas COVID-19 positivo. Su capacidad de filtrado va del 70 al 98%.

¿Cómo desinfectar las mascarillas?

Las mascarillas higiénicas y quirúrgicas son de un solo uso, y su vida útil no se extiende más allá de cuatro horas. No se recomienda lavarlas. En el caso de las higiénicas reutilizables, el Ministerio de Sanidad recomienda lavarlas con detergente y agua, a una temperatura entre 60 y 90 grados, o en una solución de lejía 1:50 con agua templada durante 30 minutos. Después, deben lavarse con agua y jabón.

Las mascarillas FFP2 y FFP3 tienen una vida útil de 48 horas consecutivas, y de forma discontínua unos cuatro o cinco días. De todas formas, para ampliar su uso se pueden introducir en un horno a 70 grados durante 30 minutos, o calentarla al vapor sobre agua hirviendo durante 10 minutos, según un procedimiento señalado por la Universidad de Stanford.

¿Cómo hay que guardar las mascarillas?

Es conveniente guardar las mascarillas en un recipiente cerrado, como una bolsa de plástico con cierre para congelados o un recipiente de plástico con tapa.

¿Como hay que ponerse y quitarse las mascarillas?

Existen dos tipos fundamentales de máscaras faciales -las quirúrgicas y las de alta eficacia- y se colocan y retiran de forma diferente.

En el caso de utilizar una mascarilla de fabricación casera, o una quirúrgica,se debe buscar el borde superior de la mascarilla, sujetar la mascarilla por las dos cintas o lazadas superiores, manteniendo el borde superior de la mascarilla sobre la nariz, pasar las cintas superiores sobre las orejas y atarlas sobre la cabeza, y las inferiores alrededor del cuello para que la mascarilla se ajuste bien a la parte inferior de la barbilla.

Para retirarla, primero hay que desatar las cintas inferiores de la mascarilla, evitando que la mascarilla caiga en la ropa. Luego, desatar las cintas superiores y retirarla de la cara sujetando bien las cintas y evitando el contacto de las manos con la mascarilla, sobre todo con la parte externa. Luego, desechar la mascarilla en un contenedor adecuado. Y, siempre, lavándose las manos antes y después.

Si se usa una mascarilla de alta eficacia, debe sostenerse la mascarilla en la palma de su mano con la parte que cubre la nariz en la punta de los dedos, permitiendo que las bandas para la cabeza cuelguen bajo la mano. La mascarilla debe cubrir del mentón a la nariz. Después, debe pasarse la banda superior sobre la cabeza, hasta la parte posterior, y la inferior colocarse alrededor del cuello por debajo de las orejas.

Para retirarla, se debe hacer de atrás hacia adelante, sin guantes y con las manos lavadas. Primero, levantando la cinta inferior sobre la cabeza, luego la cinta superior. De nuevo se debe proceder al lavado de manos.