La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha reunido en Jaén a una veintena de alcaldes de municipios de las provincias de Jaén y Córdoba para ofrecer detalles técnicos de los proyectos de mejora de las carreteras A-306 (Torredonjimeno-El Carpio) y A-311 (Jaén-Andújar).

La inversión estimada para estas mejoras en la A-311 sería de 35,3 millones de euros, mientras que la A-306 requeriría un presupuesto estimado de 23,3 millones, 58,6 millones en total para ambas vías.

La Consejería ha informado en un comunicado de que ha convocado dos encuentros con los veinte alcaldes como respuesta a su petición a la consejera Marifrán Carazo en la videoconferencia mantenida la semana pasada para comunicarles los resultados de los citados estudios y el compromiso de la Junta de Andalucía con la mejora de ambas vías.

Así, Carazo trasladó a los regidores que los estudios plantean como medidas a ejecutar a corto-medio plazo la rehabilitación integral del firme, vías de servicio y carriles lentos para ambas vías de comunicación, «sin que se descarte un posible futuro desdoble a largo plazo» .

Precisamente, lo que vienen demandando los alcaldes es la conversión en autovía de estas dos vías, algo que inicialmente apoyó el Gobierno andaluz (PP-Cs), aunque ahora se haya optado por soluciones a corto-medio largo plazo y se haya dejado el desdoble como una opción posible, pero a largo plazo.

Las reuniones han contado con la presencia del director de general de Infraestructuras de la Consejería, Enrique Catalina, la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Antonio Repullo y los delegados territoriales de la Consejería en Jaén y Córdoba, Jesús Estrella y Cristina Casanueva, respectivamente.

La jornada ha comenzado a las 12,00 horas con un encuentro al que han sido citados los 14 alcaldes de la A-306, seguido de una segunda reunión para los seis alcaldes de la A-311. Los estudios han sido presentados por personal técnico y se ha establecido un turno de preguntas para despejar dudas.

La Consejería ha mantenido un clima de diálogo con los alcaldes, concretado en sucesivas reuniones, al que se ha añadido una política de total transparencia. Así, Marifrán Carazo ya trasladó a finales del año pasado, en reuniones mantenidas con los alcaldes de la provincia de Jaén que el resultado de estos estudios de viabilidad se concretaría en actuaciones dentro del nuevo Plan de Infraestructuras del Transporte y Movilidad de Andalucía 2021-2027 (PITMA).

INVERSIÓN EN LA A-311

La carretera A-311 tiene una calzada de dos carriles sin arcenes y los cruces existentes se realizan mediante intersecciones al mismo nivel. La vía soporta un tráfico de 3.700 vehículos al día que se duplica en las proximidades de Andújar y, en concreto, en la confluencia con la carretera A-305, donde alcanza los 7.742 vehículos diarios.

El estudio de viabilidad propone como mejor solución la rehabilitación de los más de 35 kilómetros de firme, así como la ampliación de la calzada hasta obtener dos carriles de 3,5 metros de ancho cada uno y arcenes de 1,5 metros para garantizar una circulación más segura de los vehículos.

La actuación planteada incluye la construcción de un tercer carril adicionales para vehículos lentos en 12 tramos de carretera con una longitud de 8,1 kilómetros –4,3 kilómetros en la margen derecha y 3,8 kilómetros en la margen izquierda–.

Por último, se propone una reducción de los accesos directos a las fincas con la construcción de caminos de servicio paralelos a la vía y la construcción de un cruce a distinto nivel con la A-305, por ser uno de los puntos con mayor tráfico de la carretera. La inversión estimada para estas mejoras sería de 35,3 millones de euros.

MEJORAS EN LA A-306

La carretera A-306 conecta la N-IV a la altura de El Carpio (Córdoba) y finaliza en la conexión con la A-316 en Torredonjimeno (Jaén). La vía soporta una media de 4.500 vehículos diarios, con un porcentaje elevado de tráfico pesado que en ocasiones alcanza el 13 por ciento. Está constituida por una calzada de dos carriles en la mayoría de su trazado, con tramos para carriles de vehículos lentos. La mayoría de las conexiones se realizan mediante intersecciones al mismo nivel.

El estudio de viabilidad realizado para aumentar la capacidad de esta carretera aboga por el refuerzo del firme en los 58 kilómetros de trazado con una actuación dividida por tramos, además de una reordenación de los accesos directos a las fincas colindantes bajo la misma fórmula que en la A-311 de construir caminos de servicios.

Esa operación eliminaría más 150 accesos, además de servir como camino alternativo para vehículos agrícolas. Por último, se plantean 2,7 kilómetros de nuevos carriles lentos en dos tramos con mucha pendiente. El coste aproximado de la actuación asciende a 23,3 millones de euros.

Los estudios de viabilidad encargados por la Consejería concluyen que los proyectos de mejora serían totalmente compatibles con un posterior desdoble, cuyo coste se dispararía a los 270 millones de euros, en el caso de la A-311; y los 450 millones de euros si se asumiera en la A-306.