La provincia de Jaén quedará cerrada a partir de este jueves a las 24 horas y hasta la medianoche del próximo 9 de noviembre. La movilidad estará restringida dentro de toda la provincia, en la que no podrá entrar nadie de fuera. Pero no es la única medida drástica que ha tomado la Junta de Andalucía. En la propia provincia, tampoco se podrá ir de un municipio a otro, es decir, también quedan cerradas todas las localidades, no sólo la capital, y estará prohibido desplazarse entre distintos pueblos sin una causa justificada: por trabajo, por asistencia a un centro sanitario o educativo, por prestar ayuda a un familiar dependiente…

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, anunció ayer estas medidas en función de la incidencia acumulada del Covid-19 en los últimos días en la provincia de Jaén, que se suma así a la de Granada y Sevilla. Estas tres provincias se sitúan en nivel cuatro de alerta sanitaria. Moreno indicó que en estos momentos ya estamos en la misma cifra de hospitalizados que en la primera ola de la pandemia y que «la curva no ha tocado techo y no sabemos cuándo va a descender», por lo que había que tomar estas medidas «con urgencia y con rigor»

Además, el presidente confirmaba que el toque de queda en Jaén también se mantendrá entre las 23 y las 6 horas, aunque los bares ganarán media hora de apertura ampliando su horario hasta las 22.30. Estas medidas se revisarán cada dos semanas en función de la incidencia del Covid en los municipios.