El IES Miguel Sánchez López será uno de los centros de Torredelcampo beneficiados.

La Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE), ha comenzado obras en 13 centros educativos de la provincia de Jaén para la instalación de sistemas de bioclimatización mediante refrigeración adiabática con apoyo de energía solar fotovoltaica. Suponen una inversión de más de 2,8 millones de euros, incluidos proyectos y obras.

En total, hay programadas en la provincia 67 actuaciones de esta clase cuyo presupuesto global alcanza los 18,9 millones de euros. Del resto de intervenciones previstas, doce están en fase de contratación y 42 en la fase vinculada al proyecto.

En Torredelcampo son tres los centros educativos incluidos en estas obras de climatización, el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Miguel Sánchez López y los colegios San Isidoro y Juan Carlos I.

Los trabajos consisten, por un lado, en la instalación de refrigeración adiabática para suavizar las temperaturas en las aulas durante los meses de verano y, por otro, en la implantación de paneles solares fotovoltaicos para la producción de energía eléctrica.

De esta forma, según se informa desde la Junta, se cubren tanto las necesidades de mejora de la climatización en los colegios e institutos como las de ahorro, sostenibilidad y eficiencia energética de los mismos.

En concreto, en la provincia de Jaén se estima que las 67 instalaciones de placas solares supondrán una producción global fotovoltaica de 1.873.253 kWh/año y evitarán la emisión a la atmósfera de más de 976 toneladas de gases de efecto invernadero.

La obras que ya han comenzado se ejecutan en el Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Fernando Molina de Albánchez de Mágina; en el Instituto de Educación Secundaria (IES) Juan del Villar de Arjonilla; en los CEIP Francisco Vílchez de Arrroyo del Ojanco y Ramón Mendoza de Begíjar; así como en el IES Pedro Pablo López de los Arcos y el CEIP Nuestra Señora de los Remedios, ambos en Ibros.

También están en marcha los trabajos en los IES Mateo Francisco de Rivas de Jabalquinto; Santa Teresa de Jaén; Puerta de la Sierra de La Puerta de Segura; Iulia Salaria de Sabiote; Miguel Sánchez López de Torredelcampo; Gil de Zático de Torreperogil y Sierra de las Villas de Villacarrillo.

En suma, 40 colegios, 26 institutos y un centro de educación especial se verán beneficiados por este programa de bioclimatización en 38 municipios. En concreto, siete actuaciones se llevarán a cabo en Jaén capital; cinco, en Linares; tres, en Úbeda, Mengíbar, Quesada y Torredelcampo y dos, en Arroyo del Ojanco, Bailén, Begíjar, Castillo de Locubín, Cazorla, Huesa, Ibros, Jódar, La Carolina y Villanueva del Arzobispo, entre otras.

Los centros han sido seleccionados teniendo en cuenta su ubicación en las zonas de mayor severidad climática en verano, según se indica desde la delegación territorial de Desarrollo Educativo y Formación Profesional.

PLAN PIONERO

Estas intervenciones se enmarcan en el programa de bioclimatización y energías renovables incluido en el Plan de Infraestructuras Educativas de la Consejería, que prevé actuar en 430 centros escolares de Andalucía con un presupuesto total programado de 140 millones de euros.

Ha resaltado que es la primera vez que la Junta de Andalucía aborda el problema del calor en las aulas con la implantación de sistemas de bioclimatización. Además, van acompañados de energías renovables para reducir el gasto en consumo eléctrico, lo que supone un importante avance en la actualización y modernización del parque de centros educativos públicos de la comunidad.

La refrigeración adiabática es un sistema ecológico de climatización, alternativo al aire acondicionado convencional, que consigue bajar la temperatura interior de las aulas mediante la evaporación de agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico (hasta un 80 por ciento inferior al del aire acondicionado) y las menores emisiones de CO2.

Igualmente, funciona con las ventanas abiertas y utiliza siempre aire fresco, sin recirculación, mejorando la calidad del aire interior. Otras de sus características son que no emplea líquidos refrigerantes contaminantes, no reseca el ambiente y evita cambios bruscos de temperatura.

PLACAS

En cuanto a las placas solares fotovoltaicas, con una potencia por instalación de 15 kilovatios, además de suponer menor gasto eléctrico para los centros reducirán también las emisiones individuales y globales de CO2 a la atmósfera. La energía generada se destinará a autoconsumo de los centros, con posibilidad de vertido a la red.

Estas actuaciones cuentan con financiación europea a través de los fondos React-UE (Programa Operativo Feder Andalucía 2014-2020), como parte de la respuesta de la UE a la pandemia de covid-19. Todas ellas están siendo contratadas a través del acuerdo marco de obras puesto en marcha por la APAE para agilizar los tiempos de adjudicación de los contratos e inicios de las reformas en los centros escolares.